Hablemos de carnes

Corte de carte|Tira de asado

La tira de asado es un clásico corte de asado argentino en el que la carne se corta en dirección perpendicular a las costillas. En lugar de separar cada costilla de forma longitudinal, como habitualmente acostumbramos a verlas, el corte se da de forma transversal, dejando tiras de unos cuatro centímetros aproximadamente y que contienen cuatro o cinco huesos de costilla.

Este tipo de carne está llena de sabor para asar tanto en la parrilla como a las brasas, además de resultar divertida de comer, ya que la mejor carne es la que está pegada al hueso. En general se prefieren las primeras costillas, ya que tienen menos grasa y más sabor, si bien es cierto que son más finas que las siguientes. Se trata de uno de los cortes de carne argentinos de mayor popularidad y presencia en los asados del país.

Corte de carne| Bife de chorizo

Los bifes son la denominación argentina de los filetes gruesos del lomo de ternera o buey. A pesar de su nombre, el bife de chorizo nada tiene que ver con lo que conocemos con el mismo nombre. Esta pieza se corresponde con lo que en España se conoce como chuletones de lomo alto, una parte muy jugosa del animal y que resulta ideal para asar a la brasa o a la parrilla. Al igual que en el corte anterior y como suele ocurrir con toda la carne de hueso, los bifes son muy apreciados por su sabor y ternura. Los cortes de carne argentino y sus usos son de gran variedad, como podemos ir apreciando sobre la marcha, y el bife de chorizo es una de los más sabrosos.

Corte de carne| Bife angosto

Los bifes angostos son los chuletones de lomo bajo, que pueden presentarse con hueso (chuletones) o sin él (entrecots). Su carne es tierna, un sabor intenso y el punto justo de grasa, lo que hacen de él uno de los tipos de cortes argentinos preferidos en las barbacoas.

Corte de carne| Palomita de paleta

Este corte es uno de los más desconocidos en España. Además de usarse en barbacoas y asados a la parrilla, es muy común utilizarlo en guisos. Su forma es rectangular, un poco aplastada y se encuentra recubierta de una película blanquecina que se retira para cocinar.

Corte de carne| Matambre

Uno de los más conocidos cortes de carne de res argentina, situado entre las costillas de la vaca y la piel. Su carne es ideal para hacerla en la parrilla. En España, equivale a la aleta.

Corte de carne| Entraña argentina de ternera

Su intenso sabor hace de este corte uno de los preferidos en España. Se corresponde con el diafragma de la res y suele encontrarse con una capa de piel dura en el exterior que, si bien es cierto que puede cocinarse para que quede crujiente, lo recomendable es retirarla para que la pieza quede mejor al pasar por la parrilla.

Corte de carne| Vacío

Este corte se sitúa en la zona lateral trasera de las vacas, entre las costillas y los huecos de la cadera. Aunque es muy jugosa, también es algo dura por ser bastante fibrosa

Corte de carne| Colita de cuadril

Se corresponde con la tapilla, una pieza de carne sin hueso situada en la parte baja del cuarto trasero de las reses. Las mejores suelen ser las pequeñas, que pesan en torno a 1 kilo o 1,200 kg. Con ellos, se puede elaborar uno de los mejores asados de corte argentino.

Embutido| Chorizos criollos

No podíamos terminar de hablar de los cortes de carne argentinos sin hacer mención a los chorizos criollos, todo un clásico de la parrilla con el que se suele empezar cualquier parrillada que se precie debido al poco tiempo que se tarda en hacerlos. Un aperitivo delicioso mientras se asa el resto de carne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.